colorizacion

El arte de la colorización de las cápsulas duras

El arte de la colorización de las cápsulas duras

colorizacion

Estudios demuestran que el consumidor juzga un producto basado en un 90% en el color y así mismo, el 85% de su decisión de compra, depende de este atributo

Esto demuestra que la elección de color para cualquier tipo de producto destinado al uso o el consumo humano es fundamental, pues de este depende su aceptación, compra e incluso, el sentimiento que transmite. Esto se conoce en mercadeo como la psicología del color.

La industria farmacéutica no está exenta de este fenómeno, por lo que es vital saber elegir la mejor combinación de colores para su producto o incluso si es necesario agregar alguno.

Personalización para cápsulas duras

Las cápsulas duras, en especial las de gelatina, ofrecen una amplia gama de colores y acabados. Esta es una de las razones que las han hecho las favoritas del mercado, al generar grandes ventajas como:

  • Hacer que el producto destaque con la posibilidad de dar color tanto a la tapa como al cuerpo de la cápsula
  • Diferenciar los productos de la competencia
  • Usar el color de la marca en el producto para favorecer su identificación
  • Mejorar la toma de los medicamentos por parte de los pacientes, pues resulta más sencillo tomar el medicamento azul, que el metronidazol.

Pero más allá de conocer las ventajas, se ha preguntado ¿cómo se obtiene la colorización de las cápsulas duras?

Coloreando las cápsulas en la planta de producción

Antes de revisar el proceso de color, se debe entender que las cápsulas duras se elaboran a partir de un material base, que puede ser gelatina o HPMC (celulosa vegetal) y que en principio, está en forma líquida. Luego, el material es tomado por unas máquinas que le dan la forma ovalada a cada parte de la cápsula (tapa y cuerpo) y luego, lo enfrían hasta que se endurece.

El color hace parte de la primera etapa de producción de las cápsulas y entra en escena cuando la materia prima está en forma líquida en los tanques de preparación. En ese momento, se agrega el colorante y se mezcla hasta que esté completamente homogéneo. Este proceso hace que el color mantenga una alta uniformidad de un lote a otro, pues la adición de color es siempre la misma y por ende, los resultados son muy consistentes.

Personalización más allá del color

Las cápsulas duras no solo ofrecen innumerables opciones de color, que incluso se adaptan a la guía Pantone, sino que también ofrecen diferentes acabados, para mayor personalización. Estos acabados pueden ser brillantes, opacos o metalizados.

Todos estos efectos se generan de la misma forma que la adición de color; en el proceso de mezcla de la materia prima.

El color exacto para su producto

En Farmacápsulas contamos con expertos coloristas que se dedican a generar los colores solicitados por los clientes. Cuando la solicitud de color no hace parte de las opciones estándar, el colorista mezcla diferentes tonos como lo haría un artista, hasta encontrar el color exacto. 

Este color se aplica a una película elaborada en el mismo material de la cápsula, la cual se envía al cliente para su revisión y aprobación. 

Un color para cada necesidad

Hasta hace unos años, los colores vibrantes y llamativos eran los más populares tanto en la industria farmacéutica como en la nutracéutica. Estos colores se obtienen a partir de colorantes sintéticos de grado alimenticio, que ofrecen alta saturación y brillo.

No obstante, las nuevas tendencias de mercado, influenciadas por la búsqueda de “lo natural”, lo orgánico y libre de conservantes, han influenciado también el mundo del color. Es así que las compañías han buscado alternativas que permitan ofrecer productos naturales, encontrando la solución en los colorantes de origen natural.

Los colorantes naturales están disponibles para las cápsulas de HPMC y están elaborados a partir de elementos como el carbón, el caramelo, las algas marinas y las plantas. Debido a que se obtienen de la naturaleza, no tienen el mismo grado de consistencia que los colorantes sintéticos.

Colores que garantizan tranquilidad

A partir de agosto del 2022, la Unión Europea vetó el uso del dióxido de titanio (TiO2) como agente opacificador para productos destinados al consumo humano. Este agente es usado ampliamente en la industria alimenticia y farmacéutica para generar el color blanco y para dar opacidad a otros colores.

Aunque mercados como el norteamericano y el latinoamericano aún permiten el uso de este compuesto, Farmacápsulas ha desarrollado colores libres de dióxido de titanio, para satisfacer las necesidades de cualquier tipo de consumidor y garantizar mayor tranquilidad. 

Conclusión

Ahora que conoce las opciones de personalización de color para su producto encapsulado, es momento de elegir el color que más se adapta a sus necesidades.  Contacte a nuestros expertos y solicite su muestra.


tecnologia

Tecnología de relleno líquido: la mejor opción para su producto CBD

Tecnología de relleno líquido: la mejor opción para su producto CBD

tecnologia

En la última década, el cannabis ha conquistado terreno en el campo de los productos de autocuidado a nivel mundial, lo que ha facilitado su comercialización. Esto ha generado un boom de productos derivados, que ha permitido que diversos gobiernos del mundo vean con mejores ojos y menos restricciones, su producción y legalización.

Según las estimaciones de Fortune Business Insight, en el 2020 el mercado legal mundial de cannabis fue cercano a los 20,4 billones de dólares y se espera llegue a los 197,7 billones de dólares para el 2028.  Este crecimiento se atribuye a la tendencia de los países a legalizar los productos basados en cannabis, entre ellos el Cannabidiol o CBD.

Actualmente, los mercados de la Unión Europea, Norteamérica, el Reino Unido y algunos de Latinoamérica le han abierto las puertas a los productos CBD y desde entonces cada vez más países siguen sus pasos.

¿Qué es el CBD y para qué sirve?

El Cannabidiol (CBD) es una sustancia natural de la planta Cannabis sativa, que no es psicoactiva ni psicotrópica y que se usa como complemento al tratamiento del dolor, la inflamación, la ansiedad, entre otras enfermedades.

Esta sustancia está aprobada actualmente en los EE. UU como tratamiento para el dolor y para ciertos padecimientos, como las convulsiones; y pese a ser un derivado de la marihuana, no genera efectos alucinógenos, como sí lo hacen otros de sus derivados.

El CBD actúa sobre ciertos receptores del organismo, de la siguiente manera:

  • El CB1: que se encuentra en el cerebro y es responsable de la producción de hormonas, neurotransmisores y de la acción de las neuronas
  • El CB2: Que se encuentra en los órganos linfoides como el bazo o la médula, que son los responsables de generar una respuesta ante infecciones o inflamaciones del cuerpo.

¿Qué enfermedades se tratan con los productos CBD?

El uso de los productos CBD y su comercialización difieren en gran medida, de acuerdo con el país o la legislación bajo la que se encuentren. No obstante, las aplicaciones más comunes del producto están siendo dirigidas a las siguientes condiciones y/o enfermedades: 

  • Epilepsia
  • Estrés Postraumático
  • Insomnio
  • Inflamaciones
  • Artritis Reumatoide
  • Problemas de piel como la Psoriasis

Además, debido a que el CBD es por naturaleza oleoso, tiene gran aceptación en una amplia variedad de pacientes, que ven su consumo mucho más agradable que el de otros suplementos o tratamientos.

Formatos de dosificación de los productos CBD

En la actualidad, los productos CBD que se comercializan presentan dos formatos.

Por un lado, en presentación líquida y embotellada, cuya dosificación debe hacerla directamente el paciente a través de un gotero; o en cápsulas rellenas de líquido, que pueden ser blandas o duras y que cuentan con la ventaja de que su dosificación ya viene incluida en cada cápsula, lo que evita la sobredosificación.

Pero más allá de la facilidad en la administración, las cápsulas rellenas de líquido presentan otra gran ventaja y es que debido a que el CBD se encuentra encapsulado en una barrera, que puede ser de gelatina o de origen vegetal, el paciente no tiene contacto directo con el aceite, el cual tiene un sabor amargo, que puede resultar desagradable para ciertas personas.

Además, si la cápsula es dura, se agrega el beneficio de que el olor del aceite, similar al de la marihuana, tampoco se va filtrar; obteniendo así una cápsula sin sabor y sin olor que será la mejor opción para cualquier paciente.

Ventajas de Producción

Si bien las cápsulas duras para líquidos existen desde hace décadas, los avances en los procesos productivos de los últimos años permitieron el aumento de la competencia y el descenso de los precios en estos productos que actualmente son utilizados en medicamentos de todo tipo.

A continuación, destacamos algunos de sus beneficios más importantes:

  • Rápida fabricación- Mientras que las cápsulas blandas tardan de dos a tres días desde la preparación de la gelatina hasta su empacado, todos los pasos del ciclo del proceso de las cápsulas duras rellenas de líquido se completan en un día, incluido el banding o sellado de las cápsulas.
  • Evitan el riesgo de migración de oxígeno al interior- Debido a que no cuentan con plastificantes como sus contrapartes blandas, el riesgo de que el oxígeno se filtre al interior de la cápsula es mínimo.
  • No desperdicia materias primas – Mientras que las cápsulas blandas tienen un desperdicio de hasta el 40% de las materias primas durante su elaboración, las cápsulas de relleno líquido tienen un desperdicio mínimo, lo que favorece la optimización de costos de producción.

Flexibilidad en la escala de producción

Otro beneficio que ofrecen las cápsulas duras rellenas de líquido a la hora de trabajar con productos CBD es la posibilidad de adaptarse fácilmente a cualquier escala de producción. Esto resulta de gran importancia, ya que, al tratarse de una industria en pleno crecimiento, resulta difícil calcular los lotes que puedan ser necesarios para su comercialización a largo plazo.

El proceso de encapsulación de líquidos, o en este caso de aceite en cápsula dura, es posible realizarse en las propias instalaciones del productor y con las mismas máquinas de encapsulación de las formulaciones secas (con algunos aditamentos especiales). Incluso, se pueden generar lotes de prueba pequeños y ajustar su producción de acuerdo con las necesidades del mercado.

Mientras que la producción de las cápsulas blandas es altamente compleja y requiere una maquinaria costosa y específica, que hace que en el 90% de los casos, se deba tercerizar, lo que incrementa costos, tiempos de desarrollo y materias primas.

Por ello, se considera que las cápsulas duras rellenas de líquido son el mejor formato para productores que hasta ahora están incursionando en el mercado CBD, o en cualquier otro que requiera formulaciones líquidas o mixtas, ya que permite el escalamiento de la producción, con la garantía de que se pueden cubrir cuotas de mercado muy superiores a futuro, sin la necesidad de cambiar de presentación ni formato.

Una tecnología versátil para una industria en crecimiento

Actualmente, muchos países en todo el mundo buscan actualizar sus legislaciones locales para beneficiarse de la nueva perspectiva con que la ciencia médica aborda los derivados del cannabis.

Un ejemplo de esto es el gobierno de Colombia que, pese a las dificultades en el campo legislativo, ya cuenta con laboratorios de comercialización de productos CBD para exportación por cifras que superan los 8 millones de dólares en menos de dos años y que se prevé seguirá creciendo en los próximos años.

Las oportunidades en el mercado del CBD son muy atractivas y mejoran en la medida que los diferentes gobiernos reducen sus restricciones para este tipo de productos. La clave está en ingresar en el mercado de manera temprana para aprovechar las nuevas oportunidades y socios que surgen en cada región.


color

Un mundo de color: pigmentos y colorantes para cápsulas

Un mundo de color: pigmentos y colorantes para cápsulas

color

En un mundo cada vez más visual, el color tiene un papel fundamental en el éxito de cualquier producto, incluso en aquellos de la industria farmacéutica y nutracéutica. La importancia de su rol, puede verse en los siguientes factores:

  • Identificación del producto y de su dosis: El color facilita la diferenciación de producto; tanto en el proceso de manufactura, como al momento de la administración o toma del medicamento. Además, si se usa una banda de sellado, la cápsula puede tener hasta 3 colores diferentes.
  • Favorece la toma del medicamento: Los pacientes por lo general, encuentran más fácil de recordar “tomar el medicamento azul” que “tomar el medicamento para la tensión con un nombre impronunciable”.
  • Estética del producto:  Las cápsulas de colores pueden disfrazar el contenido poco atractivo del medicamento y de esta manera, favorecer su consumo. 
  • Protección contra la luz: Existen fórmulas muy sensibles a la luz, por lo que elegir un color oscuro u opaco, puede proteger el principio activo de ciertas ondas de luz. 
  • Imagen de marca: El color es una de las muchas opciones de personalización de las cápsulas, que favorecen la imagen de marca y permiten diferenciar el producto de la competencia. 
  • Percepción del producto: Estudios demuestran que los colores influyen en la percepción del consumidor, tanto de la función del producto, como de su calidad.

 Con esto en cuenta, no está de más afirmar que la elección del color para su producto debe obedecer a un análisis profundo, tanto de sus consumidores, como del mercado y la competencia. A continuación, un poco más de información sobre los colorantes disponibles para las cápsulas duras.

Los colorantes deben ser alimenticios

Debido a que las cápsulas son ingeridas por seres humanos, estas deben cumplir con los mismos requerimientos que cualquier otro producto alimenticio. En la mayoría de países, los colorantes y pigmentos aprobados para las cápsulas son los mismos que aquellos destinados al consumo humano.

Los colorantes sintéticos son la opción más generalizada 

Las cápsulas duras son, en esencia, una película de gelatina o HPMC con forma ovalada. La adición del color se hace cuando la materia prima está en estado líquido, por lo que se convierte en parte integral de la cápsula y no es un simple recubrimiento. Es por ello que, la mayoría de los colorantes empleados en fabricación de las cápsulas duras, son solubles en agua.

Los colorantes sintéticos hacen parte de alguna de las siguientes clases: Colorantes azoicos, indigoides, colorantes de quinoftalona, de triarilmetano o de xanteno. La mayoría se obtienen del óxido de hierro como el óxido de hierro negro, el óxido de hierro rojo o el óxido de hierro amarillo.

La popularidad de los colorantes sintéticos se debe a que posibilitan casi cualquier tonalidad de color sin cambios de un lote a otro y a que son fácilmente aplicables a la gelatina o al HPMC. 

Las cápsulas duras de Farmacápsulas ofrecen una amplia variedad de colores, que van desde los estandarizados, hasta cualquier color de la guía Pantone. De esta manera, los clientes pueden elegir entre más de 80.000 combinaciones de color y hacer que su producto se destaque.

El auge de los pigmentos naturales

Gracias a las tendencias de sostenibilidad y a la búsqueda de productos con etiquetas limpias, los pigmentos o colorantes naturales han ganado popularidad recientemente, en especial en la industria nutracéutica. Esta característica hace que los productos sean aún más “naturales”. 

Por esta razón, muchos fabricantes solo ofrecen sus cápsulas de origen vegetal, con pigmentos naturales para lograr así, que el producto encapsulado cumpla con otros requerimientos o certificados como libre de transgénicos o con etiqueta limpia.

Como su nombre lo sugiere, los pigmentos naturales están elaborados a partir de fuentes naturales como las plantas. Algunas fuentes populares son el diente de león, el carmín, la clorofila, el azafrán y el carbón mineral.

Además de ser no tóxicos, no cancerígenas y amigables con el medio ambiente, los pigmentos naturales también cuentan con un alto nivel nutricional. 

Esto se debe a que al extraer el color de la respectiva fuente, se obtienen los mismos nutrientes presentes naturalmente en dichas plantas o algas. 

Dicho esto, se deben tener algunas precauciones al hacer el cambio de cápsulas con colorantes sintéticos, a aquellas pigmentadas con colorantes naturales. En primer lugar porque estos últimos provienen de fuentes naturales, y por tanto el color resultante puede presentar variaciones de un lote a otro.  

En segundo lugar, porque algunos tonos pueden decolorarse con la exposición prolongada a la luz o a los rayos UV; aunque esta situación se puede solucionar con la elección adecuada del empaque.

Cápsulas que pueden elaborarse con o sin dióxido de titanio (TiO2)

Por décadas, el dióxido de titanio, un compuesto inorgánico que combina el metal presente en el titanio junto con el oxígeno, se ha usado en la industria manufacturera global. Este compuesto genera un color blanco muy atractivo y al mezclarse con otros colorantes, genera acabados opacos de gran calidad.

Además de ser un gran agente de opacidad, el dióxido de titanio soporta bastante bien condiciones extremas de luz y calor, no interactúa con otros ingredientes y además puede absorber la luz UV. No obstante, estudios recientes cuestionan la seguridad de su consumo, al punto de que organismos internacionales como la Unión Europea, hayan vetado su uso en la fabricación de productos destinados al consumo humano (activo a partir de agosto del 2022).

A pesar de esta situación, otros organismos como la FDA de Estados Unidos, siguen considerando al dióxido de titanio como un compuesto seguro para el consumo humano, bajo la premisa de que los estudios se mostraron inconclusos. 

Para satisfacer la demanda de todos los consumidores, en especial la de aquellos que buscan etiquetas limpias, se han creado opciones de color libres de dióxido de titanio. Farmacápsulas no es la excepción y gracias a ello, ahora cuenta con una amplia gama de opciones de color para cápsulas de gelatina y HPMC, libres de dicho compuesto.

¿Necesita ayuda eligiendo el color adecuado para su producto?

Contacte a nuestros asesores y agende una cita.